Misterios y Revelaciones

Información de impacto para mentes despiertas

Archivo para NASA

Un océano con burbujas en Encelado

Durante años, los investigadores han debatido sobre la posibilidad de que Encelado, una pequeña luna que flota en las afueras de los anillos de Saturno, albergue un vasto océano subterráneo. ¿Es una luna con agua líquida, o no? En la actualidad, nuevas evidencias parecen inclinar la balanza hacia el sí. No sólo es muy posible que Encelado posea un océano, sino que dicho océano probablemente contenga burbujas como una bebida gaseosa y podría ser atractivo para la vida microbiana.

La historia comenzó en el año 2005, cuando la sonda Cassini, de la NASA, llevó a cabo un sobrevuelo cerca de Encelado.

“Los geofísicos esperaban que este pequeño mundo fuera solamente un trozo de hielo frío, inerte y poco interesante”, dice Dennis Matson, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory, en idioma inglés), de la NASA. “¡Pero vaya si nos llevamos una sorpresa!”

 

Encelado

Potencias espaciales quieren explotar a la luna "Encelado"

Cassini descubrió que la pequeña luna estaba muy activa, emitía penachos de vapor de agua, partículas de hielo y compuestos orgánicos a través de fisuras (conocidas como “rayas de tigre”) en su caparazón congelado. Mimas, una luna cercana y de tamaño similar, estaba tan muerta como esperaban los científicos; pero Encelado, en cambio, estaba precozmente activa.

Muchos investigadores consideraron que los chorros gélidos eran una prueba de la existencia de un enorme depósito subterráneo de agua. Bolsas de agua cercanas a la superficie, con temperaturas de alrededor de 0oC (32o F), podrían explicar los penachos acuosos. Pero había problemas en esta teoría. Para empezar, ¿dónde estaba la sal?

En sobrevuelos iniciales, los instrumentos de Cassini detectaron carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y diversos hidrocarburos en los gases de los penachos. Pero no hallaron ninguno de los elementos de la sal que el agua de un océano debía contener.

En 2009, el analizador de polvo cósmico de la sonda Cassini encontró por fin la desaparecida sal —en el lugar menos esperado.

“No estaba en los gases de los penachos, donde la habíamos estado buscando”, relata Matson. “En cambio, las sales de sodio y potasio, así como los carbonatos, se encontraban todos atrapados en las partículas de hielo de los penachos.* Y la fuente de estas sustancias tiene que ser un océano. Las sustancias que se disuelven en el agua de un océano son similares a las que contienen estos granos”.

Las más recientes observaciones de la sonda Cassini mostraron otro intrigante descubrimiento: las mediciones térmicas revelaron que las fisuras tenían temperaturas de hasta -84o C (-120 o F, o 190 Kelvin).

“¡Este descubrimento vuelve a poner nuestros relojes en cero!”, dice Matson. “Temperaturas tan altas como estas tienen que tener un origen volcánico”. El calor debe de fluir desde el interior y debe de ser suficiente como para derretir algo del hielo subterráneo, creando de este modo canales acuáticos debajo de la superficie.

Este hallazgo ha llevado a los científicos a preguntarse cómo es que el contenido de un océano, sellado por una corteza de hielo de decenas de kilómetros de espesor, logra alcanzar la superficie.

“¿Alguna vez ha terminado bañado al destapar una lata de una bebida gaseosa?”, pregunta Matson.

El modelo que él y sus colegas proponen sugiere que gases disueltos en el agua profunda debajo de la superficie forman burbujas. Dado que la densidad de esta “agua con gas” es menor que la del hielo, el líquido asciende rápidamente a través del hielo y hasta la superficie.**

“La mayor parte del agua se esparce hacia los lados y ‘entibia’ una delgada capa de hielo de unos 91 metros (300 pies) de espesor”, explica Matson. “Pero una parte de ella se recolecta en cámaras a baja profundidad, incrementa su presión y súbitamente estalla a través de pequeños agujeros en el suelo, como la bebida gaseosa de la lata que usted abrió. Conforme el resto del agua se enfría, se filtra hacia abajo para reabastecer el océano y comenzar de nuevo todo el proceso”.

 

Sigue la "venta" de las creiaciones divinas

Pero otro misterio continúa sin resolverse: “¿De dónde proviene el calor en este pequeño cuerpo celeste?”, se pregunta Larry Esposito, de la Universidad de Colorado. “Creemos que el calor por la fuerza de las mareas puede estar contribuyendo”.

Las poderosas mareas creadas por Saturno hacen que la forma de Encelado varíe levemente conforme gira en torno a él. Estos movimientos de flexión en el interior de la luna generan calor; como el calor que se siente cuando usted dobla rápidamente hacia delante y hacia atrás un clip para papel. En este modelo, la fricción interna es la fuente de energía que genera una actividad volcánica, la cual calienta y derrite el hielo.

“Ahora tenemos claro que, sin importar lo que produzca el calor, Encelado cumple con muchos de los requisitos para la vida”, dice Esposito. “Sabemos que tiene un océano líquido y una fuente de energía. Y, además de todo eso, sabemos que hay organismos en la Tierra que sobreviven en condiciones semejantes”.

Nadie sabe con seguridad qué es lo que está sucediendo debajo de todo ese hielo, pero pareciera que esta pequeña luna tiene un historia muy interesante para contarnos: chorros en erupción, un océano subterráneo, la posibilidad de albergar vida.

¡Y nosotros que pensábamos que era un lugar aburrido!

 

 

Anuncios

La NASA selecciona un cráter como objetivo para un impacto lunar

El Satélite de Observación y Detección de Cráteres Lunares (LCROSS, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, realizará un doble impacto en la Luna. Hoy, la NASA anunció exactamente dónde tendrá lugar el impacto.

El Satélite de Observación y Detección de Cráteres Lunares (LCROSS, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, se encamina hacia un doble impacto en la Luna, el cual se producirá a las 7:30 a.m. (hora del Este de Estados Unidos), el 9 de octubre. Hoy, la NASA anunció exactamente dónde tendrá lugar el impacto.

El cráter seleccionado como objetivo es Cabeus A. Fue escogido después de una revisión exhaustiva de los lugares más apropiados para extraer agua congelada en el polo sur de la Luna.

La luna será bombardeada por la NASA el 9 de octubre de 2009

La luna será bombardeada por la NASA el 9 de octubre de 2009

“La selección de Cabeus A fue el resultado de un acalorado debate entre los miembros de la comunidad científica lunar. Revisamos los datos más recientes proporcionados por observatorios instalados en la Tierra y los obtenidos de nuestras misiones Kaguya, Chadrayaan-1 y del Orbitador de Reconocimiento Lunar”, dice Anthony Colaprete, quien es el científico e investigador líder del proyecto LCROSS, en el Centro de Investigación Ames, de la NASA. “Nuestro equipo se encuentra a la espera de una gran cantidad de información que esta misión única producirá”.

El LCROSS buscará hielo y lo hará impactando su cohete superior llamado Centaur, el cual ya habrá agotado su combustible, en las regiones de Cabeus A que se encuentran permanentemente en sombras, donde es posible que el agua se halle atrapada en forma de hielo. Luego, el satélite LCROSS volará a través de la cortina de polvo producida por el impacto y medirá sus propiedades antes de que ésta vuelva a caer sobre la superficie lunar.

Sigan leyendo…

Para obtener datos científicos de la Luna a veces hay que golpear el terreno con naves espaciales desechadas. O lanzar penetradores que se incrusten en su interior. Pero hay quien propuso dar un paso más y bombardearla con armas nucleares.

No es fácil averiguar de que esta hecho otro planeta o luna. La espectroscopia nos permite analizar solo la capa más externa y determinar su composición basándonos en la luz que emite. Pero eso nos dice muy poco sobre que hay bajo la superficie. De hecho, uno de los primeros problemas de las misiones lunares era determinar si el suelo seria capaz soportar el peso de naves y astronautas o estos se hundirían en el polvo. En este caso la solución fue sencilla aunque cara. Se envío una sonda, la Surveyor 1 , cuya primera tarea era sacar una foto para ver si se estaba hundiendo…

En los años 50,  la tecnología era mucho más primitiva aunque eso no impedía diseñar algunas misiones para recoger muestras lunares. La primera idea, denominada proyecto A119, fue lanzar un misil con una bomba nuclear  contra la Luna. Se suponía que fragmentos proyectados por la explosión podrían caer en la Tierra permitiendo su análisis.  Otras versiones más “delicadas” solo buscaban crear una nube de gases y escombros que se pudiese analizar desde la Tierra. Naturalmente esta era una carrera entre dos. La versión soviética se llamaba E-4 y aunque comenzó más tarde  parece que llego a desarrollarse algo mas, incluyendo la construcción de prototipos desarmados. En ambos casos los proyectos quedaron paralizados por el miedo a la posible publicidad negativa. Y eso sin contar con los importantes argumentos científicos en contra como el riesgo de contaminación irreversible. Una descripción mas detallada sobre las propuestas de explosiones nucleares en la Luna puede encontrarse en el anterior enlace.

Afortunadamente la prohibición de explosiones nucleares en el espacio que comentamos en una entrada anterior, acabo definitivamente con estas ideas. La alternativa era estrellar algo contra la Luna. Durante las misiones Apolo, y en plan ahorrativo, se lanzaron contra su superficie cuatro  etapas de ascenso con el combustible agotado e incluso varias etapas del cohete Saturno-5 . Antes se habían instalado sismógrafos en la superficie de forma que se detectase el impacto y se pudiesen analizar las ondas sísmicas posteriores.

Posteriormente hemos seguido con el bombardeo. La norteamericana Lunar Prospector y la europea Smart-1, se lanzaran contra la Luna al acabar su vida útil. La idea era volatilizar el material y analizar los gases liberados para intentar localizar hielo bajo su superficie. De cara al futuro, se sigue pensando en impacto contra la Luna.

Por un lado los norteamericanos con su nave LCROSS planean lanzar un proyectil del 2.000 kg contra ella a principios del 2009.

Por otro lado los británicos están trabajando en penetradores capaces de estrellarse contra la Luna a mas de 1.000 km/h, enterrarse bajo la superficie y sobrevivir. Su objetivo es analizar su composición y utilizar los terremotos lunares para seguir analizando su composición y la distribución de masas en su interior. Un método violento pero muchísimo más pacifico que una bomba nuclear.

Fuente

Salmonela repotenciada en el Espacio

 ¿Qué te sucede salmonela?

Ésta es la pregunta que han estado haciéndose los investigadores desde el momento en que la bacteria salmonela, cultivada a bordo del transbordador espacial, regresó a la Tierra mostrando entre 3 y 7 veces más virulencia que sus contrapartes cultivadas en tierra bajo idénticas condiciones. Descubrir por qué sucede esto podría ayudar a resguardar a los astronautas de enfermedades y llevaría a implementar nuevos tratamientos contra la intoxicación producida por los alimentos y otras enfermedades comunes en la Tierra.

see captionNuevas investigaciones llevadas a cabo por Cheryl Nickerson (de la Universidad Estatal de Arizona) y sus colegas no sólo explican por qué la bacteria salmonela está más activa en el espacio, sino también cómo volver a calmarla.Fotomicrografía de la bacteria salmonela. Cortesía del Laboratorio Nacional del Pacífico Noroeste. 

“Creemos que lo que está ocurriendo es que el ambiente de ingravidez del espacio confunde a la bacteria salmonela y le hace creer que se encuentra dentro de los intestinos humanos”, dice Nickerson. “Es un fenómeno mecánico que tiene que ver con ‘la fricción ocasionada por los líquidos’ (cizallamiento de fluidos)”.

Los microbios de salmonela pueden detectar la fuerza del líquido que se mueve al pasar por su superficie externa. Esta “fricción ocasionada por los líquidos” actúa como una señal, que el microbio utiliza para saber el lugar del cuerpo donde se encuentra. Generalmente, la salmonela logra ingresar al cuerpo dentro de los alimentos que ingiere una persona. Justo en la parte media del sitio con forma de tubo que forman los intestinos, la mezcla de jugos gástricos y alimentos a medio digerir (similar a un líquido) es agitada considerablemente; esto provoca que la fricción ocasionada por los líquidos sea elevada.

Pero, a medida que la bacteria salmonela se acerca a la pared de los intestinos, se va escurriendo entre los diminutos espacios localizados entre las microvellosidades (protuberancias similares a un cabello) que recubren la mucosa intestinal. Es en ese lugar que la célula se protege del movimiento de agitación y la fricción ocasionada por los líquidos disminuye hasta alcanzar niveles muy bajos. Y en ese mismo sitio la célula de la bacteria atraviesa el intestino hasta el torrente sanguíneo para causar una infección. De modo que tendría sentido que una bacteria que esté experimentando poca fricción ocasionada por los líquidos altere la actividad de aquellos genes que la ayudan a sobrevivir y cause una infección.

Las simulaciones realizadas por computadora han mostrado que la cantidad de fricción ocasionada por los líquidos que experimenta la bacteria en el ambiente de ingravidez del espacio es parecida a la que existe en los pequeños espacios de la pared intestinal, dice Nickerson. “Un vuelo espacial es un entorno de baja fricción ocasionada por los líquidos”.

El equipo de investigación de Nickerson observó la bacteria salmonela de dos vuelos llevados a cabo por el transbordador espacial a la Estación Espacial Internacional: STS-115, en septiembre de 2006, y STS-123, en marzo de 2008. Los investigadores descubrieron 167 genes que permanecen más o menos activos en las bacterias más agresivas en comparación con las bacterias que no realizaron el vuelo. Los científicos identificaron también un “interruptor principal” que regula aproximadamente una tercera parte de estos genes, una proteína llamada Hfq. La actividad de esta proteína también se vio afectada por las condiciones de fricción ocasionadas por los líquidos durante el vuelo espacial.

Ahora que los científicos saben qué genes y proteínas contribuyen a exacerbar el efecto de virulencia, están utilizando esta información con el fin de desarrollar nuevas estrategias, como vacunas y tratamientos, para combatir la enfermedad causada por la ingestión de alimentos que contienen la bacteria salmonela.

El equipo de investigadores ya encontró una manera prometedora de combatir la virulencia extra de la salmonela: añadir una pizca de iones. Cuando Nickerson y sus colegas cultivaron la misma cepa de la bacteria en un medio que contenía concentraciones más altas, de cinco iones (potasio, cloruro, sulfato, magnesio y fosfato), ¡la virulencia de la bacteria que realizó el vuelo espacial dejó de aumentar!

“Las células son cosas graciosas “, dice Nickerson. “Si les das demasiado o muy poco de algo a lo que ellas están acostumbradas, te sorprenden con su manera de responder.”

La mayor parte de los genes que son activados por el ambiente de baja fricción ocasionada por los líquidos, en el vuelo espacial, está involucrada en el transporte de estos iones hacia dentro y hacia afuera de las células, de modo que podría existir una conexión. Todavía se están llevando a cabo las investigaciones relacionadas con el efecto de este ion, dice Nickerson, pero ella especula que esto podría, en un futuro, llevar al desarrollo de nuevas formas de utilizar estos iones para evitar las infecciones producidas por la salmonela.

Fuente

Las serpientes del espacio han sido filmadas: La NASA no las reporta…

Gusano espacial fotografiado en Aguas Calientes, México, el 10 de noviembre de el corriente.

Gusano espacial fotografiado en Aguas Calientes, México, el 10 de noviembre de el corriente.

“Hay criaturas viviendo en el espacio…y yo fui el primero en decir que esto era una locura, pero luego lo comprobé. Los científicos (los expertos) te dirán que es imposible que viva algo a tal altura en la atmósfera, debido a las radiaciones ultravioleta, que morirían sin protección. Todo lo que puedo decir es que las que yo llamo serpientes del espacio, existen”.

Antes de decir algo sobre las “serpientes del espacio”, hay que aclarar que hay por lo menos dos explicaciones muy diferentes ante el fenómeno que a continuación van a ver:

Las imágenes filmadas por el cosmonauta son impresionantes. Según Musgrave, tienen no solo movimiento sino vida que consigue mantener gracias a una especie de proceso fotosintético.

Sin embargo, para algunas personas de México, estos seres parecidos a grandes tubos inflados que flotan y se mueven entre las nubes, son muy conocidos. Esto es debido a la frecuencia con que son vistas en esta zona las serpientes espaciales. ¿Se podría pensar que antes, en la era precolombina, estas serpientes tuvieron que ver con la creación del Unico mundo de los aztecas? ¿No era Quetzatlcoatl el dios más importante de esta cultura centroamericana? La serpiente emplumada entónces, existe y era lo que veían los antiguos indígenas mexicanos.

La otra explicación nos la da eldurmiente de orizaba. Lo que pasa, según el durmiente, es que los ET de alguna manera nos vigilan y la forma de hacerlo es mediante monitores de plasma en forma de esferas que se atraen entre si, formando inevitablemente estas cadenas de luz que parecen en la distancia, grandes serpientes luminosas en el alto firmamento. Según este autor los ET estudian nuestra conducta y es por eso que se vió una muy grande en Aguas Calientes el primero del mes de noviembre, para observar las costumbres y tradiciones del día de los muertos en aquel lugar.

Juzgue usted mismo amigo lector@ y comente a su gusto sobre esta información acerca de ese interesante tema de los OVNIS y la vida en el espacio exterior.

Observen el siguiente clip para que se den cuenta de que el fenómeno viene acompañado de esferas que vuelan rapidísimo alrededor del “gusano volador”, como también suele llamársele.

Mi agradecimiento a Bibiana Bryson por haber subido el video así como a Checopachecopa.

Musgrave el cosmonauta que filmó muchas veces a las serpientes espaciales

Musgrave el cosmonauta que filmó muchas veces a las serpientes espaciales

Bibiana Bryson vive en Argentina y es una investigadora del fenómeno OVNI hace bastante tiempo y asegura que la cosmonauta rusa Marina Popovich presenció en el espacio exterior todos esos fenómenos que la NASA no reporta: Los OVNIS en todas sus formas y la existencia del Planeta X y de las serpientes emplumadas, digo… espaciales.

Gracias a ambos nuevamente que me hicieron llegar estos clips.

El extraño campo gravitacional de la Luna

Gravitacionalmente hablando, la Luna es un lugar extraño. Los satélites que se encuentran en órbita lunar sienten extraños tirones en los costados y terminan cayendo en picada hacia el polvo lunar. Los astronautas que se paran en medio de los mares de lava lunares pesan más que cuando están parados en la orilla. Una nueva misión de la NASA, llamada GRAIL, confeccionará mapas del peculiar campo gravitacional de la Luna y así allanará el camino para las exploraciones futuras.

Hace mucho tiempo que los científicos saben que el campo gravitacional de la Luna es extrañamente irregular y que tira de los satélites de maneras complejas. Sin correcciones de ruta, ¡los orbitadores finalizan sus misiones cayendo en picada hacia el polvo lunar! De hecho, los cinco Orbitadores Lunares (Lunar Orbiters, en idioma inglés) de la NASA (1966-1972), las cuatro sondas soviéticas Luna (1959-1965), los dos sub-satélites del Apollo (1970-1971) y la nave espacial Hiten, de Japón (1993), corrieron la misma suerte.

El origen de la peculiaridad gravitacional es una cantidad de enormes “mascons” (nombre corto para “mass concentrations” o concentraciones de masa) enterradas bajo las superficies de los “mares” lunares. Formadas por impactos colosales de asteroides hace miles de millones de años, las mascons convierten a la Luna en el cuerpo más gravitacionalmente desigual del sistema solar. La anomalía es tan grande (medio punto porcentual) que incluso los astronautas podrían medirla en la superficie lunar.

Una plomada sostenida en el borde de una mascon podría colgar cerca de un tercio de grado fuera de la vertical, apuntando hacia la masa central. Además, un astronauta con su traje espacial completo y con equipos de soporte de vida, cuyo peso fuera exactamente 22,7 kilogramos (50 libras) en el borde de la mascon, pesaría 22,9 kilogramos (50 libras más 4 onzas) parado en el centro de la mascon.

Copncentración de masas en la Luna

Arriba: Un mapa de la gravedad de la Luna confeccionado por la nave espacial Lunar Prospector, en 1998-99. Las mascons se muestran en color naranja y rojo. Las cinco más grandes corresponden a los cráteres de mayor tamaño o “mares” lunares repletos de lava, visibles con binoculares, en el lado cercano de la Luna: Mar de la Lluvia (Mare Imbrium), Mar de la Tranquilidad (Mare Serenitatus), Mar de la Crisis (Mare Crisium), Mar de la Humedad (Mare Humorum) y Mar del Néctar (Mare Nectaris). Referencia de la imagen: Alex S. Konopliv y colaboradores, Icarus 150, 1—18 (2001). [Más información]

Fuente

“El cambio climático traerá calimas más frecuentes e intensas a las Islas”

Costa de Naiguatá, Estado Vargas, Venezuela

El tinerfeño Emilio Cuevas, director del centro meteorológico de Izaña y recién nombrado coordinador de la Agencia Estatal de Meteorología en Canarias, aseguró que el cambio climático traerá calimas más frecuentes e intensas en Canarias, por el calentamiento que presenta el desierto del Sahara.

Explicó que la zona norte de África se está calentando muy rápidamente como consecuencia del cambio climático y, por este motivo, con el paso de los años será más notoria en el Archipiélago la entrada de las masas de aire del desierto (calima).

-Acaba de venir de Senegal. ¿Nos puede explicar en qué consiste el proyecto de cooperación con África?

-La primera semana del mes de marzo he participado en una reunión de expertos de meteorología marina en Dakar (Senegal), con el fin de colaborar con los países vecinos (Mauritania, Cabo Verde y Senegal) en un proyecto piloto de cooperación internacional, para instalar un servicio de vigilancia y previsión de meteorología marina en la región e incrementar las capacidades de esos países. En la reunión técnica se han precisado qué estaciones meteorológicas y boyas marinas necesitan para obtener información in situ, además de mareógrafos para conocer la altura de las mareas y cuáles son los lugares en los que se pueden instalar esas infraestructuras.

-¿Cuándo estará terminado?

-Es un proyecto ambicioso para desarrollar en los tres próximos años, aunque desde Las Palmas se realizará un seguimiento de él a largo plazo, mediante un servicio de vigilancia y previsión permanente, que dará cobertura a toda la región. Está avanzado, sobre todo, porque contamos con la financiación que tiene España para cooperación con África. Sin olvidar que Canarias será la primera beneficiada de este incremento de información.

-Y, ¿cómo repercute en el desarrollo de África?

Este proyecto es de cooperación porque va encaminado a que la población pueda tener más capacidades para desarrollar su economía, teniendo en cuenta que gran parte vive de la pesca.

-¿Qué aporta Canarias?

Canarias aporta un componente de vigilancia por satélite, gracias a la antena de Las Palmas que cubre toda la cuenca noroccidental africana y la macaronesia, hasta Sierra Leona. Desde ahí hacemos una vigilancia de parámetros biofísicos del océano, de las olas, la temperatura del agua y otros aspectos que tengan importancia para la pesca, principal medio de vida de Mauritania y Senegal. Además, es importante para la seguridad marina, tanto de navegación como en puerto. Otra componente que aportamos es la predicción, en colaboración con la Universidad de Las Palmas, donde hay un grupo en la Facultad de Ciencias del Mar, con diez años de experiencia en vigilancia por satélite, para toda la región subtropical del mundo. La predicción oceánica es vital para el tráfico marítimo y ahora realizaremos la previsión desde el Estrecho de Gibraltar hasta Sierra Leona, con una resolución elevada, en colaboración con Puertos del Estado, la Agencia Estatal de Meteorología, la ULPG y la AECI. Esta predicción dará información de lo que ocurre, por ejemplo, en el puerto de Dakar, dato muy importante, porque la entrada de mercancías representa un alto porcentaje en el PIB de Senegal.

-¿Cómo surgió esta iniciativa?

En octubre de 2007 se celebró en Las Palmas una reunión con los directores de los servicios meteorológicos de África Occidental, donde se puso sobre la mesa las necesidades más acuciantes en estos países. Identificaron dos temas: meteorología agrícola y la marina. Es fundamental para ellos porque viven de la pesca y del mar.

-¿Qué medios de predicción de temporales tienen esos países?

-Mauritania y Cabo Verde, concretamente, están muy poco dotados de medios de predicción marina. Es habitual que tengan temporales fuertes y no tienen sistemas de aviso ni de pronóstico. Por ejemplo, desaparecen barcos con frecuencia. Además, lo que ocurra allí afecta también a Canarias, compartimos el mismo océano y todo lo que podamos conocer allí nos beneficia.

Usted que es experto en Física del Aire, ¿nos puede decir algunos efectos del cambio climático?

-El cambio climático y el incremento de población en los países africanos del norte de África están produciendo problemas nuevos. Por ejemplo, asociado al cambio climático ha habido en el área geográfica del Sahel un período muy grande de sequía que ha devastado el sistema productivo primario de esos países y la consecuencia ha sido la emigración para sobrevivir.

-¿Cómo repercutirá en las Islas?

El cambio climático puede cambiar los patrones meteorológicos en algunos lugares, como en Canarias, donde veremos una intensificación de la calima porque se observa un desplazamiento del anticiclón de las Azores hacia el Este. Como consecuencia del cambio climático, la zona norte de África y, concretamente el Sahara se está calentando muy rápidamente y con el paso de los años notaremos más la entrada de masa de aire del desierto (la calima).

Islas Canarias

-¿Qué cambios se han producido en la Agencia Estatal de Meteorología?

-La Agencia Estatal de Meteorología viene a sustituir al INM, con 140 años de vida. Es un cambio de organización, de estatus jurídico y va a tener mayor eficacia. Cambia la estructura de la institución. Ahora hay un Consejo de Administración y la agencia tendrá presencia en todas las comunidades españolas. En Canarias cuenta con tres centros. El de Las Palmas va enfocado a la previsión, a la meteorología marina y a la meteorología aeronáutica. Canarias tiene responsabilidad de vigilancia sobre un espacio aeronáutico grande del Atlántico Norte.

-¿A qué se dedicará el centro de Tenerife?

-El centro de Tenerife va a dedicar sus esfuerzos a detectar el cambio climático y aparece una novedad: proyecciones futuras del clima para Canarias. Por ejemplo, podremos saber qué clima habrá en Canarias hasta el año 2100, con una resolución de un año. Esto es un reto. El centro de Izaña se centra en la detección temprana de cambios en la atmósfera y también en investigación sobre la calidad del aire.

-¿Nos puede precisar las peculiaridades de Izaña?

Izaña es una superestación. Hay pocas en todo el mundo. Están situadas en lugares privilegiados y validan y calibran los datos enviados por los satélites. La observación de la tierra se hace desde el espacio, pero los sensores espaciales necesitan estaciones en tierra que midan bien los parámetros. Izaña juega un papel importante y ya colabora con la NASA y con la Agencia Espacial Europea en datos sobre ozono, óxido de nitrógeno, dióxido de carbono. Es un lugar único a nivel nacional. En Canarias se une la parte operativa con I+D, algo que no ocurre en ningún centro de España. Izaña es una unidad asociada al Centro Superior de Investigaciones Científicas para Europa, África y Oriente Próximo sobre vigilancia y previsión de tormentas de arena y polvo. Tenemos una red de láser que nos permite ver la estructura vertical de una masa de aire, el contenido de polvo cuando viene de África (calima). Además, Canarias tiene una estación en medio del desierto del Sahara, otra en Argelia y vamos a instalar tres más en Egipto, Túnez y Marruecos, precisamente enfrente de las Islas.

  1. “El cambio climático traerá calimas más frecuentes e intensas a las Islas”
  2. Sanidad inicia el control del impacto medioambiental de sus centros

Fuente

Los templos mayas perdidos se localizan desde el Espacio

Arqueólogos y científicos de la NASA, con la ayuda de satélites, han descubierto varios sitios escondidos durante siglos bajo la tupida selva de Guatemala.

Los antiguos astrólogos mayas alinearon sus templos con las estrellas y ahora los arqueólogos modernos han encontrado las ruinas de ciudades escondidas en la selva de Guatemala desde el cielo. Los arqueólogos y los científicos de la NASA se unieron hace cinco años en busca de las claves acerca del misterioso colapso de la civilización maya, que floreció en Centroamérica y el sur de México durante 1.000 años, antes de abandonar sus ciudades misteriosamente hacia el año 900 después de Cristo.

Y esa unión está dando frutos, según el arqueólogo William Saturno, quien descubrió recientemente cinco sitios extensos, con centenares de edificios, utilizando un satélite espía que puede ver a través de nubes y bosques para revelar las sutiles diferencias en la vegetación. Saturno informó que las imágenes de satélite facilitaron enormemente el hallazgo de las ruinas, cubiertas por siglos de densas enredaderas y árboles. La idea inicial del arqueólogo era buscar primero las imágenes del satélite para encontrar la fuente del agua cerca de su campamento de excavación en San Bartola, unos 53 kilómetros de la población más cercana.

La NASA le dio una foto de radiación solar reflejada sobre la gran variedad de plantas de la región y la gran sorpresa de Saturno fue ver un patrón de decoloración en la imagen que mostraba el contorno de algunos edificios que su equipo había descubierto. Utilizando un aparato de GPS, marcó en un mapa las ubicaciones de otras decoloraciones cercanas y encontró una zona de arquitectura maya que no había sido descubierta.

Foto: REUTERS/NASA/Handout.

Los mayas construían con piedra caliza y estuco. A medida que los edificios abandonados se van desintegrando, los químicos de las piedras se mezclan con el suelo, impidiendo que algunas plantas crezcan alrededor de las estructuras o afectando la química de aquellas que sí pueden crecer. Los satélites pueden detectar las diferencias y el resultado es un mapa de las estructuras enterradas por la vegetación desde una distancia de 640 kilómetros de la Tierra.

El arqueólogo dijo que la foto le facilitó la búsqueda de los edificios que estaban escondidos desde hace siglos.

“Yo estaba como pescando en un barril,” dijo Saturno en una entrevista. Con la nueva tecnología, Saturno ha encontrado cinco nuevos sitios cerca de San Bartolo con cientos de edificios.

Y espera más descubrimientos como el que hizo en 2001, cuando encontró un mural que data del año 100 antes de Cristo, describiendo el mito de la creación maya y una ceremonia real, lo que él llama la Capilla Sixtina del mundo maya.

Fuente: Reuters, Guatemala / El País.com