Misterios y Revelaciones

Información de impacto para mentes despiertas

Archivo para profecías

Jesucristo: Un revolucionario

A más de dos mil años de tradición cristiana, uno de los acontecimientos más celosamente guardados por la Iglesia Católica, es el contenido, la traducción y la interpretación de uno de los más impresionantes hallazgos del siglo XX: Los rollos del Mar Muerto.

En 1947 un grupo de niños encontró una serie de pergaminos conservados con una sustancia que los protegía de la corrosión, depositadas dentro de vasijas que se hallaban escondidas en las cuevas de las formaciones rocosas, que se alzan en las inmediaciones del Mar Muerto en Palestina (actual territorio de Israel) Los citados rollos están escritos en lenguas y dialectos de los antiguos tiempos entre el siglo II A.C. y el I D.C.

Es decir contemporáneos con la vida pasión y muerte de Cristo. No es un secreto, incluso la Iglesia jamás lo ha negado, que los propios Evangelios del Nuevo Testamento se escribieron muchos años después de la muerte de Cristo.

Por lo que los manuscritos del Mar Muerto, pasan a tener capital importancia por tratarse de los únicos documentos escritos contemporáneamente a los hechos de la vida de Jesús y los tiempos inmediatos anteriores y posteriores a su muerte, durante la ocupación romana en Palestina.

Luego de pasar a varias manos de mercaderes, los importantes documentos, llegaron al poder de prelados y especialistas en teología y estudios bíblicos, no sólo de la Iglesia Católica sino de las autoridades religiosas judías. Una Comisión Internacional controlada por el Vaticano, a través de la Biblioteca de estudios bíblicos de Jerusalem procedió a estudiarlos y recién en 1991 (casi 50 años después) pudieron ser estudiados por otros investigadores según sostienen quienes cuestionan a la citada Comisión, ya que según estos, estuvieron secuestrados desde su descubrimiento entre 1947 y 1953

Lo novedoso no es que hayan existido teorías alternativas al dogma cristiano, religiones que contradigan sus postulados o principios. De hecho en materia de historia de las religiones y de la propia cristiandad, se acumulan veinte centurias de controversias, cismas, enfrentamientos y evolución doctrinaria.

Lo auténticamente explosivo, según estudiosos del tema, radicaría en que los manuscritos, de indudable valor histórico y religioso, fueron escritos en tiempo del mismísimo Jesús, y echarían por tierra con mucho de lo que hasta hoy la Iglesia Católica y la Cristiandad sostuvo como absoluta verdad.

LA HISTORIA OFICIAL y los manuscritos del Mar Muerto

Dos polémicas habrían dado comienzo con la aparición de los rollos: La existencia de un Cristo histórico, por un lado y por otro lado La verdadera actividad y pensamiento de Jesús: ¿Fue Jesucristo un guerrillero?

Según la obra “Bloodline of de Holly Grail” (El Linaje del Santo Grial), de Lawrence Gardner y Bárbara Thie-ring (traducción del sitio), las sucesivas traducciones y correcciones que la Iglesia efectuó a los evangelios en los primeros tiempos de la Iglesia, modificaron textos y recopilaciones de relatos transmitidos en forma oral, y escritos por personas que no fueron protagonistas ni contemporáneos de los hechos sagrados que hoy la tradición venera. Así lo expresa el texto que reproducimos a continuación de la obra citada cuyo subtítulo es más que elocuente:

La Vida de Jesús de Acuerdo a los Rollos del Mar Muerto

Existe mucha gente que ha sospechado del cristianismo, pero muy poca ha sido lo suficientemente curiosa para ahondar en la historia real de esta religión, que en realidad no es otra cosa que una adquisición accionaria estratégica que Roma utilizó como una herramienta de control. Casi todos saben que la Biblia ha sido editada a través de los siglos, pero pocos conocen exactamente lo que le ha sido quitado o agregado.

Luego de la revuelta judía en Jerusalén durante el primer siglo después de Cristo, los guerreros romanos habían destruido todos los documentos relacionados con el legado Davidiano de la familia de Jesús…

Sin embargo, la destrucción distaba mucho de ser total, siendo retenidos documentos relevantes por los herederos de Jesús, quienes llevaron la herencia Mesiánica desde el Cercano Oriente hacia Occidente. Como lo confirmara la Historia eclesiástica de Eusebio (el Obispo de Caesara del siglo 4to.), estos herederos fueron llamados los “Desposyni”.

De ellos era el legado de la Casa Real de Judah, un linaje dinástico que aún hoy existe. A través de los siglos, una conspiración continua de la Iglesia y el gobierno, ha prevalecido en contra de la herencia Mesiánica. Esta conspiración se agudizó cuando la Roma imperial desvió el curso de la Cristiandad hacia un ideal alternativo, situación que ha continuado hasta nuestros días.

Cuando los israelitas regresaron desde Babilonia a Jerusalén, los primeros cinco libros de Moisés fueron compaginados dentro de la Torá. El resto del Antiguo Testamento fue, sin embargo, mantenido en forma separada. Por varios siglos, éste fue considerado con varios grados de veneración y recelo pero, con el tiempo, los libros de los Profetas llegaron a ser especialmente significantes para estabilizar el patrimonio judío.

La principal razón que daba lugar a la vacilación fue que, aunque los judíos entendían ser los elegidos de Dios, Jehová no los había tratado muy amablemente. Este era para ellos su señor tribal todopoderoso, y le había prometido al patriarca Abraham exaltar su raza por sobre las otras. Y aun así, con todo eso, ellos sólo habían enfrentado guerras, hambruna, deportación y cautiverio.

Para contrarrestar el creciente desencantamiento de la nación, los Libros de los Profetas reforzaron la promesa de Jehová anunciando la llegada del mesías, un rey ungido o un sacerdote quien serviría al pueblo conduciéndolo hacia la salvación.

La profecía fue suficiente para asegurar la reconstrucción del Templo de Salomón y el Muro de Jerusalén, pero no apareció ningún salvador. El Antiguo Testamento concluye en este punto en el siglo IV A.C. Entretanto, el linaje de David continuaba aunque no reinaba en forma activa. Entonces, la historia soberana comenzó cuando el heredero revolucionario de Judá pasó audazmente a dominio público. El era Jesús, el Rey de jure de Jerusalem.

El alzamiento del año 168 A.E.C. en el cual la casta sacerdotal de Hasmonaem Macabeos adquirió importancia, fue provocado en buena parte por la acción del Rey Antiochus IV Epifanio, de Siria, quien le había impuesto a la comunidad judía un sistema de veneración griega.

Más tarde, los macabeos volvieron a consagrar el Templo pero, así como los judíos fueron exitosos contra Antiochus, el daño social interno había sido hecho, pues había sido necesario luchar durante el Sabat.

Un núcleo de devotos judíos ultra-estrictos conocidos como los Hasidim (los pios) se opusieron vehementemente a esto y cuando la triunfante Casa de los Macabeos tomó control y estableció su propio Rey y Sumo Sacerdote en Jerusalén; los Hasidim no sólo anunciaron su oposición, sino que marcharon en masa fuera de la ciudad con el fin de establecer su propia comunidad, una comunidad pura en las cercanías del Desierto de Qumran. Las obras de construcción comenzaron alrededor del año 130 A.C.

Fuente: “La Dinastía del Santo Grial”

Es precisamente en Qumran donde se escribieron los manuscritos hoy conocidos como los rollos del Mar Muerto, cuyas revelaciones según algunos estudiosos, cuestionarían principios dogmáticos de la Iglesia Católica y el cristianismo.

Razón por la cual el Vaticano según autores no vinculados a la investigación confesional, habría prohibido el libre acceso a sus contenidos para ser estudiados e interpretados por científicos y académicos que no estén bajo el control de la Iglesia.

Eduardo Del Río, un investigador que publicó un trabajo de investigación, bajo el título “Cristo de Carne y hueso”, es la fuente en la que se basa una polémica establecida a partir del año 2000, con motivo del segundo milenio del cristianismo donde en un Foro de Discusión académica que circuló por la red se vuelve a debatir sobre los dogmas de la Iglesia y la verdadera historia a través de la interpretación y citas sobre documentos, entre otros los manuscritos del Mar muerto, y los rollos escritos por la secta de los esenios de Qumran.

¿FUE JESUCRISTO UN  GUERRILLERO?

Otra cuestión que ha sacado a la luz la Historia y puesto más en duda el Nuevo Testamento, es el hecho de que los romanos sólo crucificaban a delincuentes políticos. Desde la época del nacimiento de Jesús, hasta la destrucción final de Jerusalem, hubo docenas de levantamientos contra los romanos. Todos los jefes de esos levantamientos eran llamados “Cristos” por sus secuaces, y todos acabaron crucificados por los romanos.

“Cristo” es la palabra griega que corresponde a la hebrea “mesías”: “el que viene a salvar”. Por ello y otros puntos, ha crecido en los últimos años la certeza de que Jesús fue en realidad un rebelde, un guerrillero que se levantó contra la dominación romana, y que los primeros cristianos, para no sufrir persecuciones, como “subversivos” contra Roma, crearon la leyenda de la personalidad “divina” y no-violenta de Jesús, nombrándolo “mesías”.

No hay que olvidar que el Evangelio fue escrito en ROMA, cuando la persecución contra los hebreos era peor y que los apóstoles salieron huyendo de Israel por cuestiones POLÍTICAS (todos murieron ejecutados por andar alborotando gente).

Un teólogo suizo, Oscar Cullman, acaba de publicar (1972 aprox.) “Jesús y los revolucionarios”, donde demuestra que Jesús era miembro de los zelotas, un partido político ultra-nacionalista que luchaba por la independencia judía.

Esta teoría ha venido siendo corroborada por los fabulosos descubrimientos de los “Rollos del Mar Muerto” a partir de 1947. Se trata de cientos de pergaminos que se hallaban escondidos en cuevas, todos escritos entre los siglos II antes de Cristo y I después de Cristo. Es decir, son de la época más interesante en relación a la Historia de Cristo.

Tanto los rabinos como los jesuitas encargados de traducirlos han sido acusados de demorar la publicación de esos rollos. La razón de la demora es que su contenido es explosivo. Del examen de algunos manuscritos se desprende un cambio radical: que Cristo SÍ era un guerrillero.

O mejor dicho, un revolucionario

O mejor dicho, un revolucionario

La mayoría de los rollos hablan de un personaje histórico, jefe gnóstico que se alzó contra los romanos, fue martirizado y crucificado, y que luego se apareció a sus fieles. Las ideas y frases de ese “Maestro de justicia” coinciden casi por completo con las palabras de Jesucristo.

Aunque en los manuscritos ya conocidos no se menciona a Jesús, sí se habla de un grupo de “nazarenos” y de un tal judas de Gamala, llamado “El galileo”, que operó contra los romanos por el siglo 1 D.C. y que murió crucificado.

Al margen de los Rollos del Mar Muerto los expertos han descubierto que, en las primeras ediciones del Evangelio, a San Pedro se le menciona siempre como “Simón el Zelota”. Esa denominación desapareció en las ediciones posteriores hechas por Roma.

La inquietud en el Vaticano es muy grande por lo que significaban los Rollos del Mar Muerto y el Papa ha ordenado (1972 aprox.) silencio absoluto sobre los manuscritos que están en sus manos. Por fortuna, gran parte de los Rollos quedaron en manos de científicos judíos y no católicos, y su pronta traducción y publicación dirá mucho sobre el verdadero Cristo.
Fuente: Del Río, Eduardo. RIUS. Cristo de Carne y Hueso. Editorial Posada. México. 1972.pp.63-66.

Los famosos rollos o manuscritos del Mar Muerto analizados, por otra parte, por muchos estudiosos que han tomado la tarea como una investigación científica, desechando preconceptos impuestos por dogma religioso alguno, lejos de perjudicar a la imagen histórica o del Jesús histórico, para ser más precisos, hacen mucho más interesante su prédica cuando se corrobora que su mensaje hacia los gentiles, contradiciendo a la ortodoxia farisea de la época, es una estrategia que amplía la base de sustentación para la lucha contra la dominación romana. A este punto se refiere concretamente “La dinastía del Santo Grial” cuando refiere:

Simon Mago (o Zebedee) era la cabeza de los Magos Manasseh occidentales, una casta de filósofos samaritanos que apoyaban la legitimidad de Jesús. Simón fue un empedernido defensor de la guerra contra Roma. Como Apóstol de Jesús, fue el más prominente en términos de status social. También fue un entusiasta comandante zelote, a menudo llamado Simon Zelote.

Los Zelotes eran guerreros que militaban por la libertad de la zona y empecinados en vengarse de los romanos. Para las autoridades romanas, sin embargo, los Zelotes eran simplemente lestai (bandidos).

Otro líder nacionalista de clase alta y de renombre fue Judas, jefe de los Escribas. Los Manuscritos del Mar Muerto fueron creados bajo su tutela y de la de su predecesor, Judas de Galilea, fundador del movimiento Zelote.

El Apóstol Judas fue la cabeza tribal de la Manasseh oriental y caudillo de Qumran. Los romanos tenían un sobrenombre para él: Judas Sicarius (una sica era una daga curvada para ser aun más letal). La forma griega de este sobrenombre era Sicariote, la cual pasó a ser, previa corrupción, “Iscariote”. Judas era segundo en grado de superiores con respecto a Simón.

Esta revelaciones en lo que respecta a las interpretaciones que deben tener en cuenta la modificación de determinados vocablos cuando son traducidos o transmitidos en forma de tradición oral a una o más lenguas, de culturas a veces, muy diferentes, no revelan sino la importancia de los documentos escritos en Qumran y hallados  en las inmediaciones del Mar Muerto.

Uno de los detalles que más llaman la atención es que, para muchos investigadores, la Iglesia debería destacar a los manuscritos como sagrados, en tanto y en cuanto narran la historia en los que fueron los tiempos y los escenarios reales de la fundación de la cristiandad.

Entre las obras citadas el análisis más minucioso y profundo sobre los rollos del Mar Muerto lo constituyen la citada “Bloodline of de Holy Grail” (El Linaje del Santo Grial), y la obra deMichael BAIGENT y Richard LEIGH, El Escándalo de los Rollos del Mar Muerto.

Las Revelaciones que hacen temblar al Vaticano. Colección “Enigmas del Cristianismo”, ed. Martínez Roca, 1992.

Ambas aportan revelaciones que producirían un cambio revolucionario en el dogma hasta hoy sostenido y es justamente la citada en este informe en el primer párrafo, la que traduce una serie de vocablos que dan a la historia bíblica un cambio esencial en cuanto a lo que se ha enseñado por siglos respecto del origen dinástico de Jesús, su vida, su lucha y sus enseñanzas. (En la revista Calabazas, una publicación literaria que comenzará a publicarse el mes entrante se reproducirá el total de la trascripción para una mayor comprensión de los argumentos científicos de la obra).

La Polémica por demás extensa continúa con los avatares de la comisión de estudio, controlada por el Vaticano, que hasta hoy sigue manteniendo un misterioso silencio sobre los rollos del Mar Muerto.

Anuncios

El primer carro volador

Carro volador

El primer carro volador civil para uso aéreo y terrestre apareció en Holanda. Se espera que la obstrucción del tráfico sea aliviada. En casos normales, este tipo de carro volador tiene forma de triciclo motorizado. Una vez obstruido el tráfico, el carro volador puede convertirse inmediatamente en un pequeño helicóptero para volar sobre el sector obstaculizado en dirección del lugar de destino.

El carro volador sólo puede dar cabida a una persona. En tierra, el carro, en forma de un triciclo motorizado de concepto, puede correr a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora. Su secreto de volar yace en el techo y la parte posterior, donde hay paletas plegables, propulsor y cola. Ese simple equipo volador puede garantizar que el carro volador salga del estado estático en 5 segundos para adquirir una velocidad de 90 kilómetros por hora en vuelo. Su velocidad máxima de vuelo es de 190 kilómetros por hora. Cuando alcance a la altura de 1.200 metros en el espacio, un carro volador con el tanque lleno puede volar unos 550 kilómetros a lo máximo.

Para despegar, el carro volador sólo necesita rodar 50 metros por la pista, mientras para aterrizar, menos de 5 metros. Las paletas en el techo pueden reajustar la velocidad de gira con el fin de controlar la altura del vuelo. El propulsor en la parte trasera está a cargo de proporcionar energía. El patentado dispositivo de equilibrio automático puede garantizar la inclinación automática cuando el carro volador da una vuelta.

Este tipo de carro volador está diseñado para la gente común. Los diseñadores creen que una vez puesto en venta oficialmente el carro volador, el precio de venta no sería mucho más caro que un coche sedán lujoso. Los que tienen licencia de conducir sólo necesitan una capacitación de 10 a 20 horas para obtener la licencia de volar para los aficionados.

La empresa productora de este tipo de carro volador espera que el carro desempeñe un papel más importante como en servicios de emergencia y la supervisión comercial. Ellos se proponen construir en Holanda 60 pistas delante de los hangares para helicópteros para satisfacer las necesidades futuras. (Pueblo en Línea)
02/01/2008

El niño que duerme con la Boa

 Niño con Boa

Chambas Wuoen vive en una aldea a 40 kilómetros de Pnom Penh, capital de Kampuchea. Hace 6 años, cuando Chambas tenía 3 meses, una boa hembra de Myanmar, de menos de medio metro de largo y que vivía antes en la selva, se presentó sin saber por qué en el patio de la casa de Chambas. La madre de Chambas consideró que esto era un buen agüero y estuvo segura de que la boa podría traer buena suerte a la familia. Por tanto, ella se le puso a la boa el nombre “Chamnun (significa en idioma camboyano ‘Buena Suerte)” y rogó que la boa se quedara en su casa.

Lo curioso fue que parecía que la boa “Buena Suerte” era sensible y se quedó en la casa. Lo más sorprendente fue que la boa, pese a su apariencia horrible incluso para muchos adultos, y el pequeño Chambas se sintieron como viejos amigos a la primera vista y muy pronto llegaron a ser íntimos amigos. Los dos siempre se encuentran juntos. En los 6 años transcurridos, Chambas ha dormido todas las noches junto con la boa “Buena Suerte”.

 

niño con boa

 

28/11/2007

Leer de la fuente 

Un tercio de los estadounidenses cree en Fantasmas y OVNIS

El 34% de los estadounidenses dice creer en fantasmas y objetos voladores no identificados, de acuerdo con una encuesta de la AP e Ipsos previa al Día de las Brujas.

El 48% cree en la percepción extrasensorial y 19% acepta la existencia de brujería o hechizos. El 23% dice haber visto un fantasma o cree que han estado ante la presencia de uno de éstos.

Una de las personas que desestima la existencia de fantasmas es Morris Swadener, de 66 años, retirado de la Naval. El dice que de niño disparó con su escopeta a un fantasma. “Me levanté a medianoche y vi un fantasma blanco en mi armario”, apuntó. “Descubrí que había hecho un hoyo a mi nueva camisa blanca. Mi madre y padre no se sorprendieron”, agregó.

Tres de cada 10 personas se han despertado alguna vez sintiendo una presencia extraña en el cuarto. Los solteros tienden más que los casados a sostener tal afirmación.

El 14%, mayormente hombres y gente de bajos recursos, dice haber visto un ovni. Uno de estas personas es Danny Eskanos, de 44 años, abogado que dice que de muchacho vio una luz brillante surcando el cielo, haciendo paradas y vueltas abruptas.

“Sabía un poco sobre aviones y helicópteros, y no era eso”, señaló. “Es una de esas cosas que se te queda en la cabeza”, prosiguió.

La hechicería y brujería tiende a tener más arraigo entre las minorías étnicas, residentes metropolitanos, y gente de bajos ingresos. Quienes creen en ovnis tienden a ser más educados y blancos.

En general, el 48% que cree en la percepción extrasensorial es menor al 66% que dio la misma respuesta a una pregunta similar de Newsweek en 1996.

Uno de cada cinco dijo que es al menos algo supersticioso, siendo los jóvenes, minorías y personas con poca educación las más propensas a esforzarse en busca de una mejor suerte. El 26% de los residentes metropolitanos, el doble de los habitantes de zonas rurales, dijo ser supersticioso, siendo los solteros más supersticiosos que las solteras — 31% a 17%.

La encuesta realizada del 16 al 18 de octubre entrevistó a 1.013 adultos y tuvo un margen de error de +/- 3,1 puntos porcentuales.

Dennis Junius, especialista en sondeos de la AP, contribuyó a este despacho.

Ver noticia aquí

Jesús fue esenio: Benedicto XVI

Benedicto XVI

Según el nuevo libro de Benedicto XVI, aunque no lo escribiera sólo el apóstol Juan, sí incluye sus recuerdos y testimonios junto a Jesús.

El teólogo Joseph Ratzinger está viendo como se vende su libro “Jesús de Nazareth” en librerías de todo el mundo. Hemos seleccionado unos fragmentos a modo de ejemplo de lo que se puede encontrar en él. Un tema que trata es ¿quién escribió el Evangelio de Juan? ¿Y las Cartas de Juan? ¿Son el mismo San Juan Apóstol y “Juan el Presbítero”? ¿Estuvo con Jesús el autor, cuenta cosas que “vio y toco”? Ratzinger explica lo que los últimos estudios están confirmando.

¿Quién es Juan? ¿Cuántos Juanes hay?

¿Quién es el autor de este Evangelio? ¿Cuál es su fiabilidad histórica?

Intentemos aproximarnos a la primera pregunta. El mismo Evangelio, en el relato de la pasión, hace una afirmación clara al respecto. Se cuenta que uno de los soldados le traspasó a Jesús el costado con una lanza «y al punto salió sangre y agua». Y después vienen unas palabras decisivas: «El que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero, y él sabe que dice verdad, para que también vosotros creáis» (Jn 19, 35).

El Evangelio afirma que se remonta a un testigo ocular, y está claro que este testigo ocular es precisamente aquel discípulo del que antes se cuenta que estaba junto a la cruz, el discípulo al que Jesús tanto quería (cf. 19, 26). En Jn 21, 24 se menciona nuevamente a este discípulo como autor del Evangelio. Su figura aparece además en Jn 13, 23; 20, 2-10; 21, 7 y tal vez también en/» 1, 35.40; 18, 15-16.

En el relato del lavatorio de los pies, estas afirmaciones sobre el origen externo del Evangelio se profundizan hasta convertirse en una alusión a su fuente interna. Allí se dice que, durante la Cena, este discípulo estaba sentado al lado de Jesús y, «apoyándose en el pecho de Jesús» (13, 25), preguntó quién era el traidor. Estas palabras están formuladas en un paralelismo intencionado con el final del Prólogo de Juan, donde se dice sobre Jesús: «A Dios nadie lo ha visto jamás: El Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer» (1, 18). Como Jesús, el Hijo, conoce el misterio del Padre porque descansa en su corazón, de la misma manera el evangelista, por decirlo así, adquiere también su conocimiento del corazón de Jesús, al apoyarse en su pecho.

Pero entonces ¿quién es este discípulo? El Evangelio nunca lo identifica directamente con el nombre. Confrontando la vocación de Pedro y la elección de los otros discípulos, el texto nos guía a la figura de Juan Zebedeo, pero no lo indica explícitamente. Es obvio que mantiene el secreto a propósito. Es cierto que el Apocalipsis menciona expresamente a Juan como su autor (cf. 1, 1.4), pero a pesar de la estrecha relación entre el Apocalipsis, el Evangelio y las Cartas, queda abierta la pregunta de si el autor es el mismo. […]

Desde Ireneo de Lyon (t c. 202), la tradición de la Iglesia reconoce unánimemente a Juan, el Zebedeo, como el discípulo predilecto y el autor del Evangelio. Esto se ajusta a los indicios de identificación del Evangelio que, en cualquier caso, remiten a un apóstol y compañero de camino de Jesús desde el bautismo en el Jordán hasta la Ultima Cena, la cruz y la resurrección. Ver noticia

El libro adivino de las cosas ocultas: Chilam Balam

El “Chilam Balam (o el libro del adivino de las cosas ocultas), es una colección de escritos durante los siglos XVII y XVIII en lenguaje Maya, que pretendieron contener los secretos de la civilización y que actualmente son una fuente para el conocimiento contemporáneo de la religión, historia, folclor, medicina y astronomía.

Originalmente existieron una cantidad mayor de libros (nombrados con el nombre del pueblo en los cuales fueron escritos) en la colección de “Chilam Balam”, aunque solamente unos pocos han sobrevivido hasta hoy, entre los que se encuentran el Maní, Tizimín, Chumayel, Kaua, Ixil, Tusik y el Códice Pérez.

Los libros del “Chilam Balam”, fueron redactados después de la conquista española y recogen textos relativos a la historia, medicina, cosmología, astronomía, cronología y textos no clasificados de los mayas, aunque quizás el Chumayel sea el más importante de estos libros sagrados y proféticos.

Además, existen versiones en varias lenguas, entre ellas el español, de cuyas formas subsisten las de Mediz Bolio al español, Peret y Le Clézio al francés, Roys al inglés, entre otras.

Escritos durante los siglos XVII y XVIII, los libros mayas del “Chilam Balam” fueron textos leídos de manera clandestina y cada determinado tiempo durante la época de mayor coyuntura entre las creencias católicas recién llegadas a México.

Así lo señaló, la víspera, María del Carmen Valverde, especialista del Centro de Estudios Mayas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) .

Ver noticia

La Magia

Magia ancestralLos cuentos de hadas, la Biblia, el Koram, los Mudras, tienen una cosa en común además de tratar de explicar el orígen y el porqué del hombre. Esto es : Magia. En todos y cada uno de los Libros Sagrados de las religiones de todo el mundo, aparecen historias increíbles de seres que, al interactuar con los elementos naturales, son capaces de realizar prodigios asombrosos y además se prestan para mostrárnoslos, para comentárnoslo. Es el caso del Libro de Tobías, del Antiguo testamento, el cual narra las peripecias de Tobí (hijo de Tobías, el autor) para cumplir al pié de la letra los mandatos de su padre, cuando éste no pudo, por haberse quedado ciego, realizarlos por sus propios medios.

Aquí, es donde aparece uno de esos seres misteriosos, imaginados como alados muchachos de apariencia andrógina e intenciones puras: San Rafael. Y él, con su sapiencia sobre temas que hoy forman parte de la Medicina Alternativa, hace que no solo el padre vea satisfecho sus deseos, sino que también el hijo, a quien acompañó en una larga travesía, lograra la cura de la ceguera de Tobías y consiguiera el amor de su vida: Sara.

Más impresionante aún es la visión del Carro de Elías que lo transporta hacia el Cielo envuelto en el fuego que emanaba de aquella nave espectacular. Y si revisamos la vida de los Santos nos encontramos con que fenómenos como la levitación, teletransportación, sanación a distancia, profecía, están de alguna forma involucrados con el fin de demostrarnos con estos relatos la existencia de tales dones o habilidades sobrenaturales.

¿Por qué, personas que leen la Biblia, se guardan de creer en la Magia? Es que acaso las curaciones milagrosas de Cristo no eran mágicas? O levantar un muerto es cosa de todos los días? Creemos en todo lo que reza en las Sagradas escrituras, o solo en lo que conviene a nuestro nivel de racionalidad o lógica?

¿Por qué mientras más especializados son los estudios de una persona, es menos factible que “crea”, o por lo menos que se detenga a pensar, a dudar, a discutir sobre los temas de la Magia, la Parapsicología, las mancias, los fenómenos sobrenaturales o poco estudiados que se engloban bajo el insensible término de Ciencias Ocultas?

¿Por qué, cuando pequeños nos hacen creer en las hadas, las brujas, los enanos, los unicornios alados y después, eso se nos tiene que borrar como una información ridícula, o pasada de moda? A todos los niños del mundo, en su momento los engañan por igual, haciendo que crean en cosas como la “Lámpara de Aladino”, que procede de la tradición Musulmana, en Santa Claus, que viene del Polo Norte para traer regalos y en Venezuela, por ejemplo, es muy frecuente hacer que los niños dejen sus dientes de leche dentro de los zapatos o en un sitio escondido porque seguramente”el Ratón” vendrá a dejarle algunas monedas.

Más, de pronto, toda esta fé tiene que desaparecer, para dar paso a la memorización, al aprendizaje de disciplinas científicas o humanísticas y aquello que con tantos recursos como la TV, los libros de cuentos, la publicidad han promocionado, ahora, después de los doce años cumplidos, debe “evaporarse así no más”, es decir: el pre-adolescente “debe” dejar de creer, debe olvidarse de todas las fantasías narradas a lo largo de toda su infancia! ¿Por qué? Porque ahora ya dejaron de ser importantes, eso era para mantener ocupado al infante con su imaginación, para que no sufriera, para que no se inmiscuyera en asuntos de adultos, para alegrarle la vida, que se yo!!

Tantas excusas para justificar el “supuesto” engaño y un terrible sentimiento de decepción, quizá de indignación que nos dejan en nuestra alma de niño, una enorme disonancia cognitiva. ¿Por qué, cuando era pequeño tenía que creer en esto que ahora, dicen son tonterías irreales, que no suceden en la realidad?

En el cuento de Alicia en el País de las Maravillas, la magia es natural. Está en el relato desde que comienza, cuando la niña atraviesa el espejo y se encuentra con el túnel que la llevaría a ese mundo irreal, pero que ella descubre como si fuera lógico y estuviera muy cerca, tan cerca, que se podría ir y venir en un segundo. Hay magia en el gato que sonríe mientras desaparece ante los ojos desorbitados de Alicia. En los hongos está la pócima misteriosa que influye en la estatura y que es tan mágica como los naipes que pintan las manzanas de la Corte de la Reina de corazones.

Con la Cenicienta vemos como ese personaje llamado “Hada Madrina”, hace, por supuesto, de una manera un tanto “esotérica”, que los sueños de una hermosa señorita del siglo XVIII se hagan realidad. Sin su intervención fortuita, Cenicienta seguiría siendo la sirvienta de sus odiosas parientes.

Sin el beso “mágico” del Principe azul, Aurora (la bella durmiente) habría muerto sin remedio, al igual que su par Blancanieves, envenenada por su madrastra.

Y en el Antiguo Egipto, Isis logró revivir a su amado Osiris para obtener su semilla y así procrear a Horus, el equivalente al Espíritu Santo de la religión Católica. Ella, utilizando las fuerzas del Cosmos, unió las partes en que fué descuartizado Osiris para perpetuar su poder. Es un “volver a la vida mágicamente” y esto nos recuerda a Cristo. Es indudable que Cristo existió y que además de eso vino a darnos la clave de la felicidad: la Fe.

En muchas oportunidades, Cristo estimulaba a sus discípulos con la idea de que ellos también obrarían prodigios, siempre y cuando creyeran firmemente que podían lograrlo. Una referencia clara aparece cuando insta a Pedro a caminar sobre las aguas. Y eso. ¿no es magia?

Entónces, de acuerdo a esto, antes, en otras épocas existieron personas iguales a nosotros, los humanos de hoy, los consumistas del Planeta, que contaron con habilidades especiales, mentales, físicas, espirituales o sobrenaturales. ¿Es que eran más inteligentes o estaban dotados de poderes divinos?

Convertir el agua en vino, resucitar un muerto, devolver la vista a ciegos utilizando barro natural, multiplicar los panes y los peces, transfigurarse, leer la mente, pareciera que no fuera nada al lado del acto de perdonar a todos los que le hicieron daño, a los que lo condujeron al cadalso. Cristo, lo único que le pedía a sus apóstoles era que lo siguieran. Y que no se preocuparan por lo material: esa no era la clave para la felicidad, la clave es la magia!! Es la fe. Es esa energía que emana de la mente, pero que no se sabe administrar, canalizar, enfocar. Y los grandes magos de la Historia lo sabían.

Estamos rodeados por la magia del Aire, del Fuego, del Agua y de la Tierra: desde aquí brotan los árboles: el puente de la Vida terrestre, por donde circula la magia que nos permite respirar.

Los elementos mágicos nos rodean. Solo que no confiamos en su energía. Las enseñanzas occidentales cambiaron nuestras creencias primitivas. Con la ayuda de los santos misioneros, los indios americanos sustituyeron la confianza en sus dioses naturales, auténticos, por el miedo al castigo del nuevo Dios impuesto por los colonizadores. Y es precisamente el miedo, la barrera que existe entre nosotros y las cosas maravillosas de la vida: la libertad, la independencia, la magia. La educación consiguió separarnos de nuestra felicidad primaria, obligándonos a creer todos los días en algo nuevo, que personas debidamente autorizadas y de palabra indudable, han descubierto y divulgado: Algo que no hayan demostrado o verificado ellos es imposible.

La Iglesia se empeña en condenar a todo aquel que practique la Adivinación e interpretación de Oráculos. Y entónces ¿Por qué están allí? Por qué alguien se molestaría en realizar obras oraculares como el I Ching, el Tarot, la Biblia, sino para que sirvan de consulta para todo aquel que se abra a sus conocimientos, a sus consejos, a su ayuda espiritual y por qué no, material.