Misterios y Revelaciones

Información de impacto para mentes despiertas

Tsunamis como armas de destrucción masiva

Las sospechas de que las potencias usan armas geofísicas no es ninguna novedad: por ejemplo, las denuncias de que USA dispone de un potente cañón de microondas en Alaska, el famoso HAARP, se vienen repitiendo desde hace años. Para mayo del 2005, la revista Autogestión publicó un artículo de Eliseo Bayo acerca el uso de los tsunamis como armas de destrucción masiva.

“Provocar artificialmente tsunamis para convertirlos en poderoso instrumento de destrucción masiva fue objeto de investigaciones militares secretas en la zona del Pacífico, en una época en que todas las potencias buscaban el arma por excelencia, capaz de llevar la destrucción al mismo tiempo a decenas de países causando millones de muertos. Los brujos de la época quisieron llegar cuanto antes al Armagedón y se lanzaron a una carrera en la que participaron los cerebros más importantes del mundo científico y los políticos más carentes de escrúpulos.

Durante la II Guerra Mundial se consideró que los tsunamis –las “olas grandes”- podrían ser tan efectivos, o más, que las bombas atómicas, con el añadido de su absoluta discreción.

Todos los que mueren son musulmanes y budistas
Todos los que mueren son musulmanes y budistas

El lugar elegido para la experimentación se situó en las Antípodas, en la más remota región del Pacífico. En 1944-45, el profesor Thomas Leech, de la Universidad de Auckland, de la que fue decano de Ingeniería durante 50 años (hasta su muerte en 1973), provocó una serie de explosiones bajo el agua para impulsar pequeños maremotos en Whangaparaoa, al norte de Auckland.

El resultado fue tan sorprendente que, según los informes secretos de la época, habrían ahorrado el uso de las bombas atómicas si se hubiera dispuesto de un poco más de tiempo. Se trata del Proyecto Seal, cuyos documentos desclasificados han sido revelados ahora por el ministro de Asuntos Exteriores de Nueva Zelanda.

Los ingleses y los norteamericanos no congelaron el proyecto después de la guerra, sino que lo impulsaron. Decidieron enviar al doctor Leech para que asistiera a las pruebas atómicas en el atolón Bikini y comprobar si las explosiones podían ser el acelerador de sus tsunamis.

En su lugar, asistió el doctor Kart Compton, un experto nuclear norteamericano. Se quedó tan impresionado que propuso a la Junta de Jefes del Estado Mayor de EEUU continuar con el proyecto y contar con la colaboración del Gobierno de Nueva Zelanda. Algunos colegas científicos de Leech, como Neil Kirton, confirmaron los experimentos del creador de tsunamis. Se hicieron pruebas a pequeña escala que confirmaron que podría llegar a ser devastador. Desde entonces los experimentos continuaron en el más absoluto secreto, con la complicidad de los Gobiernos de la zona.

Siga leyendo…

Anuncios

1 comentario»

  Antonio García López wrote @

Muchas gracias a todos los que trabajáis en el esclarecimiento de tan oscura trampa. Muchas gracias a todos aquellos que os interesáis por conocerlo. Vosotros formáis parte
de este gran trabajo que entre todos haremos que más gente se interese cada vez más. Como investigador de la mente humana conozco como funciona la trampa mental, pero no solamente en esta citada condición, si no a lo largo y ancho de cada una de las trampas existentes en este desventurado planeta, en la condición humana y que verdaderamente son una inmensidad. Dichas trampas amordazan nuestras vidas y además que todo ello está diseñado para frenar nuestra propia evolución humana.
Todo aquel que quiera organizar una conferencia en base a una demostración científica de como ciertas mentes pueden realizar semejantes atrocidades humanas, como si las personas fuéramos meros objetos para esos infantiles del poder.
Estoy suficientemente capacitado mentalmente para aclarar al más mínimo detalle de esta condición. Además estoy dispuesto a acudir allí a donde sea necesario y siendo simplemente los gastos que ello origine.
Email: metodoexpansionmente@gmail.com Antonio García López Investigador de la mente humana.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: