Misterios y Revelaciones

Información de impacto para mentes despiertas

Nueva generación de “Robots de compañía”

Robots Glowbots
La aparición de un nuevo tipo de robots, capaces de animación propia y de interacción entre ellos y con el hombre, está cambiando la relación funcional que existía hasta ahora con robots concebidos como máquinas a las que se asignaban determinados trabajos. La actitud personal hacia esas criaturas artificiales y el propio desarrollo de éstas es el objetivo de estudio del programa titulado «Vivir con robots y compañeros interactivos» (LIREC en sus siglas inglesas), que acaban de poner en marcha conjuntamente varios centros de investigación tecnológicos europeos.
El proyecto pretende crear un nueva generación de entes interactivos y emocionalmente inteligentes capaces de establecer una larga relación con los seres humanos, tanto en un mundo virtual (en una pantalla del ordenador), como en el mundo real (robots). LIREC, dotado de 8,5 millones de euros, será también el primer programa que examine cómo reaccionamos cuando un robot con el que tenemos familiaridad en nuestro ámbito cotidiano adopta la figura de un ser vivo -persona, animal u otro tipo de apariencia- en la pantalla del ordenador, poniéndole así «cara y ojos» a lo que hasta ahora veíamos como un objeto.
Las investigaciones parten de robots de nueva generación recientemente creados, con algunos de los cuales se crea una relación como la que se mantiene con animales de compañía.
Uno de ellos es Pleo, un dinosaurio que ya se comercializa, diseñado para emular la apariencia y el comportamiento de un cachorro de una semana de vida de Camarasaurus. Cada Pleo «aprende» de sus experiencias y entorno a través de un sofisticada inteligencia artificial, y desarrolla una personalidad individual. Cuando se le pasa la mano por encima, por ejemplo, se comporta como lo haría un cachorro, moviendo el cuello y la cola.
GlowBots, los «iluminados»
Otro «compañero interactivo» son los GlowBots, robots del tamaño de un vaso que tienen ruedas y luces de diferentes colores. Desarrollan complejas relaciones entre ellos y con sus propietarios. Se mueven de manera distinta y sus luces configuran diversas formas cuando son tocados por alguien o entran en comunicación con sus semejantes.
El estudio también realizará experimentos con «iCat», un muñeco con forma de pato que juega al ajedrez y cuya actitud varía según la evolución de la partida; «Kaspar», un humanoide del tamaño de un niño, y los llamados «peoplebots», unos robots con poca apariencia humana pero que adoptan algunos comportamientos del hombre.
Según el profesor Peter McOwan, de la Universidad de Londres, el proyecto LIREC «está interesado en cómo la gente puede desarrollar una larga relación con criaturas artificiales. Puede que no haya un robot que nos ayude a lavar los platos en un inmediato futuro, pero esperamos explorar cómo esa tecnología se puede desarrollar, y queremos empezar a predecir cómo serán las máquinas inteligentes del mañana, y cómo tratarlas».
Anuncios

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: